Ir al contenido principal

Frida Kahlo

Frida Kahlo
(Coyoacán, México, 1907-id., 1954) Pintora mexicana. Aunque se movió en el ambiente de los grandes muralistas mexicanos de su tiempo y compartió sus ideales, Frida Kahlo creó una pintura absolutamente personal, ingenua y profundamente metafórica al mismo tiempo, derivada de su exaltada sensibilidad y de varios acontecimientos que marcaron su vida.

Frida Khalo

A los dieciocho años Frida Kahlo sufrió un gravísimo accidente que la obligó a una larga convalecencia, durante la cual aprendió a pintar, y que influyó con toda probabilidad en la formación del complejo mundo psicológico que se refleja en sus obras. Contrajo matrimonio con el muralista Diego Rivera, tuvo un aborto (1932) que afectó en lo más hondo su delicada sensibilidad y le inspiró dos de sus obras más valoradas: Henry Ford Hospital y Frida y el aborto, cuya compleja simbología se conoce por las explicaciones de la propia pintora. También son muy apreciados sus autorretratos, así mismo de compleja interpretación: Autorretrato con monos, Las dos Fridas.

Cuando André Breton conoció la obra de Frida Kahlo dijo que era una surrealista espontánea y la invitó a exponer en Nueva York y París, ciudad esta última en la que no tuvo una gran acogida. Nunca se sintió cerca del surrealismo, y al final de sus días decidió que esa tendencia no se correspondía con su creación artística.

Autorretrato de Frida Kahlo

En su búsqueda de las raíces estéticas de México, Frida Kahlo realizó espléndidos retratos de niños y obras inspiradas en la iconografía mexicana anterior a la conquista, pero son las telas que se centran en ella misma y en su azarosa vida las que la han convertido en una figura destacada de la pintura mexicana del siglo XX.

Original de Biografias y Vidas

Entradas populares de este blog

EL CÁNTARO ROTO

Octavio Paz. México, 1955 La mirada interior se despliega y un mundo de vértigo y llama nace bajo la frente del que sueña: soles azules, verdes remolinos, picos de luz que abren astros como granadas, tornasol solitario, ojo de oro girando en el centro de una explanada calcinada, bosques de cristal de sonido, bosques de ecos y respuestas y ondas, diálogo de transparencias, ¡viento, galope de agua entre los muros interminables de una garganta de azabache, caballo, cometa, cohete que se clava justo en el corazón de la noche, plumas, surtidores, plumas, súbito florecer de las antorchas, velas, alas, invasión de lo blanco, pájaros de las islas cantando bajo la frente del que sueña! Abrí los ojos, los alcé hasta el cielo y vi cómo la noche se cubría de estrellas. ¡Islas vivas, brazaletes de islas llameantes, piedras ardiendo, respirando, racimos de piedras vivas, cuánta fuente, qué claridades, qué cabelleras sobre una espalda oscura, cuánto río allá arriba, y ese sonar remoto de

Chau soledad

  Ya no trates de detenerme. Era inevitable. Nuestra relación no funciona y se que tu también te has dado cuenta que ya no me interesa compartir mis dias contigo y tu misma estas cada vez más distante. A pesar de los buenos momentos que disfrutamos, confieso que no han sido los mejores de mi vida. Te buscaba y te deseaba con el alma y después de tenerte quedaba en mi una horrible resaca de tristeza y angustiante deseo de no volver a verte. Quizás quieras una explicación sincera. Es lo mismo que te imaginas, tus celos son fundados. Tampoco puedes pretender serlo todo en mi vida. Tarde o temprano esto tenía que pasar. Si te explico lo que sucede en mi corazón de humano no lo vas a entender. Estas hecha de aislamiento, lejanía, clausura y silencio. Estas privada de conocer lo maravilloso que es vivir sin ti misma. Ahora que me despido de ti y a pesar de tus ruegos y promesas, se que iras a buscar a otro, a mendigarle que te entregue su corazón triste y roto; el mío ya no está así y ya no

LOS LATIDOS

Te sientas junto a mi a dibujar el silencio al que nos escapamos a soñar, dueños de lo efímero, cómplices de la calma, la prisa y la espera.